Tips para la primera Cita

¿Y cómo se consigue esto? Bueno, empecemos desde el principio. El entrenamiento en citas que proponemos desde Amor Ideal contempla revisar en qué situación emocional nos encontramos, comprobar en qué hemos fallado en ocasiones pasadas y descubrir qué tipo de persona buscamos. Aparte de revisar un cambio de look “lo cual no nos viene nada mal cuando no sabemos sacarnos demasiado partido”.

 

La primera cita es fundamental. En primer lugar, tiene que ser algo breve: un café, un jugo… Nada de cenas o pasar un día juntos, que puedan dar lugar a situaciones tediosas en el caso de que no haya conexión.

 

El lugar también es importante. Hay que descartar cine, teatro, concierto o cualquier sitio con bullicio que no fomente la conversación y, por tanto, evite que puedas conocer a la persona que tienes enfrente. Es bueno que el chico tenga claro el sitio dónde van a ir. “No hay nada que más odie una mujer que el ‘¿y ahora dónde vamos?', eso puede dar sensación de poca iniciativa.

 

Además, la distancia que se genere entre ambos “contendientes” debe ser natural. Ni demasiado lejana, ni demasiado cercana, para evitar que invada excesivamente el espacio físico. Tiene que ser una medida que permita hablar con cercanía y en la que se pueda producir algún tipo de contacto sin ningún tipo de maldad.

 

También existen unas normas básicas de comportamiento: nada de ponerse hasta arriba de cervezas -puedes dar sensación de borrachín-; procurar no picar demasiado de lo que pongan para acompañar las bebidas -algo que le ocurre a mucha gente cuando está nerviosa-; no monopolizar la conversación; respetar los turnos de palabra y no pasarse de gracioso para romper el hielo, ya que a veces eso puede conducir al ridículo. Asimismo, hay una serie de temas tabús para la primera cita, que son el sexo, el dinero, las dietas, los ex y cosas como “mi psicólogo me ha dicho que…”. Uno de los momentos críticos se produce cuando uno le pide el teléfono al otro porque busca un segundo encuentro. Debe hacerse con naturalidad y confianza, dejándole la puerta abierta a que diga que sí o que no. Siempre es bueno que haya una segunda cita, para ver qué te has dejado en el tintero sobre la otra persona.

 

Y bueno, volviendo a Disney y a Hollywood, que han hecho mucho mal con sus películas melosas, abordamos el tema de la despedida y el beso. Está terminantemente prohibido que el chico o la chica se lance a “morrear” a su contendiente. La “cobra” o el tortazo están casi asegurados. Eso es algo que habrá que dejar para citas posteriores. No debe haber premura si realmente esa persona te interesa.

 

Y a la hora de completar tu perfil en línea... Por ejemplo, debes descartar las fotos disfrazado si no quieres parecer un friki o en las que estás de fiesta, si no quieres atraer a gente a las que sólo les gusta la noche” aunque las redes sociales generalmente se utilizan más para encuentros esporádicos y en algunos casos, pueden resultar hasta peligrosos. Mujeres: “Apunten todo lo que hablan con el hombre que les interesa, por si en algún momento se contradice. También que tarden en conceder un encuentro hasta que no lo conozcan en profundidad y, por supuesto, siempre conózcanse en un sitio público”.

Y es que, como conocer a alguien cara a cara no hay nada. Tanto acá, como en España o en Nueva York.

Escribir comentario

Comentarios: 0